En CASPE te explicamos cuáles son los principales beneficios de instalar muros falsos en tus propiedades. El primero es su gran facilidad para colocarlos, ya que el tiempo se reduce prácticamente a la mitad (o menos) en comparación con otros sistemas divisorios tradicionales.


Dicha practicidad para su colocación se traduce incluso en una mayor limpieza, ya que no se genera demasiado polvo ni hay daños al poner este tipo de muros en su lugar. Son productos por lo general cinco veces más ligeros, lo cual permite un mejor manejo de estos y un excelente desempeño en caso de algún temblor.


Estos muros son sistemas constructivos ligeros que brindan una óptima resistencia a condiciones de humedad, fuego e incluso reducen el paso del sonido. Y si se desea aislamiento térmico, sólo es necesario rellenarlos con productos como lo son la fibra de vidrio u otras opciones existentes en el mercado.